Remifemin Grupo Farmasierra Home Remifemin - Grupo Farmasierra
Remifemin - Grupo Farmasierra
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.
Política de cookies

¿Qué es la perimenopausia?

 

La perimenopausia, es la etapa de transición hacia la menopausia  es el intervalo en el que el cuerpo de una mujer hace un cambio natural de los ciclos más o menos regulares de la ovulación y la menstruación hacia la infertilidad permanente o menopausia Se produce durante el final de la vida reproductiva de la mujer, que comienza normalmente alrededor de cuatro años antes de la menopausia y se caracteriza por el descenso gradual en la producción de estrógenos por parte de los ovarios.

 

Las mujeres empiezan la perimenopausia a diferentes edades. A los 40, o incluso ya a los 30, se pueden empezar a notar los signos. Los períodos pueden ser irregulares: más largos, más cortos, más abundantes o más ligeros, a veces cada 28 días, otras más o menos espaciados. También se pueden experimentar síntomas similares a la menopausia, como sofocos, problemas de sueño y sequedad vaginal. Una vez se ha pasado por 12 meses consecutivos sin periodo menstrual ,.ha llegado la menopausia oficialmente y el periodo perimenopausico se ha terminado.

 

Muchas veces se confunde el término menopausia con climaterio y síndrome premenopáusico, o perimenopausia lo cual a menudo crea grandes confusiones

 

Síndrome premenopáusico o perimenopausia es el período previo a la menopausia.

 

La menopausia es el período que se inicia después de tener la última menstruación. Para que la menopausia sea considerada definitiva, tiene que transcurrir un año desde el último periodo.

 

El climaterio es un periodo de transición que se prolonga durante años, antes y después de la menopausia, como consecuencia del agotamiento ovárico, asociado a una disminución en la producción de estrógenos

 

Durante la perimenopausia pueden aparecer síntomas muy variados y afectan a diversas áreas:

 

  Neuroendocrinos: sofocos, sudoración.

 

  Circulatorios: palpitaciones, hormigueo y adormecimiento en manos y pies, cefaleas, vértigos, hipertensión.

 

  Emocionales: depresión, ansiedad, nerviosismo, insomnio, irritabilidad, alteración de la libido, pérdida de memoria, cambios bruscos de humor,  dificultad para la concentración.

 

  Metabólicos: obesidad, distribución centrípeta de la grasa, virilización, aumento del colesterol LDL.

 

–  Piel y faneras: piel seca y aumento del vello.

 

  Urogenitales: sequedad de vagina y zona vulvar conllevando cierto dolor  durante las relaciones sexuales. Mayor frecuencia de infecciones de orina, aparición de incontinencia urinaria.

 

  Osteoarticulares: pueden aparecer dolores musculares y articulares. Mayor predisposición  a padecer  osteoporosis.

 

  Alteraciones menstruales los períodos pueden ser irregulares: más largos, más cortos, más abundantes o más ligeros.

 

 

 

 

 

Consejos

 

En los últimos años se observa un interés científico creciente relacionado con la perimenopausia.

 

Cambiar hábitos y hacer una vida más saludable debe ser el primer paso, solo con caminar a paso lo más rápido posible, durante 30 minutos como mínimo 3 veces por semana, se consigue:

 

 Mejorar la tensión arterial.

 

 Disminuir el colesterol total y aumentar el HDL (protector).

 

 Evitar el sobrepeso.

 

 Prevenir la diabetes.

 

 Evitar la pérdida rápida de masa ósea y ayudar a recuperarla.

 

Además, independientemente del posible tratamiento específico para cada mujer, y de cara a la prevención tanto de la enfermedad cardiovascular como de la osteoporosis se aconseja:

 

Una dieta rica en productos que contengan calcio, baja en colesterol, de esta forma además controlaremos la diabetes, la hipertensión y el sobrepeso.  La ingesta cálcica debe oscilar entre 800 mg/día  y los 1.500 mg/día.

 

Tomar el sol 15 minutos diarios favorece la síntesis de vitamina D y cuando esto no es posible debemos suplementar nuestra dieta con complementos de vitamina D para mantener los huesos jóvenes.

 

La fitoterapia  ayudara a la mujer en este periodo de la vida especialmente en:

 

–  Síntomas neurovegetativos: sofocos, sudoración.

Ir al Principio

© Grupo Farmasierra, S.L.   -  Texto legal

Lea las instrucciones de este Medicamento y consulte al farmacéutico